child-enjoyment-family-2015966

El apoyo familiar en casos de dependencia y alcoholismo

En México el alcoholismo se presenta como uno de los principales problemas de salud pública; deteriora la salud física y mental, el funcionamiento social, familiar y económico de quienes lo padecen, así como a las personas que lo rodean. Existen factores importantes a considerar que a su vez son considerados también enfermedades de carácter mental como: la depresión, y la conducta suicida, situación especialmente alterada en los periodos de abstinencia; sin embargo, al no poder determinar al 100% que estos factores desaparezcan por completo una vez finalizado el tratamiento, estos problemas pueden convertirse en trastornos que no se manifiestan de forma inmediata al final de estos.

 

Esta situación es la que marca lo importante de que exista un apoyo para el individuo durante su tratamiento, así como al término de este, la familia y su entorno social pueden ser un gran soporte que facilite la recuperación y evite que existan recaídas. Durante la determinación del tratamiento se debe valorar si el individuo presenta alguna asociación con la depresión o existe riesgo de suicidio.

 

Metodología: Estudio transversal y analítico que incluyó a 70 hombres internados en el Centro de Rehabilitación Cottolengo de Yucatán, que tuvieran mínimo 4 meses sin consumir alcohol. Se les aplicaron las escalas de Depresión de Beck, la escala de riesgo suicida de Plutchik, el test de Duke-Unk, el APGAR familiar y el AUDIT. Resultados: El 76% de los participantes presentó depresión y el 57% riesgo suicida; el 62% percibió a sus familias como disfuncionales y el 53% percibió un pobre apoyo social.

 

Estudios como este sugieren la implementación de talleres y/o programas de actividades familiares y sociales para los individuos que sufren de esta dependencia. Podría disminuir la frecuencia de síntomas depresivos y conducta suicida, mejorar su calidad de vida y prevenir las recaídas. Lo anterior señala las complejas relaciones del ambiente social y familiar con la salud mental.

 

Situaciones como están vuelven a cada caso un ambiente único por lo que un trato especializado es cada vez un acto obligado en materia de tratamientos adicional a estos, la implementación de talleres y actividades que fomenten la participación de los familiares y amigos de cada individuo se vuelve un pilar importante para una pronta recuperación y una mejor calidad de vida.

Comments are closed.