Inteligencia emocional

Publicado por Neje Binoi en

Es fácil darnos cuenta del desarrollo físico de cualquier persona. En un niño se manifiesta su crecimiento con el paso del tiempo y su incremento en tamaño y el cambio de características físicas. Así podemos darnos cuenta que un adulto es un adulto sólo observando sus cualidades físicamente y en qué condiciones está. Pero no es así cuando se trata de nuestro intelecto o nuestro crecimiento emocional. Nuestro desarrollo emocional y nuestro crecimiento intelectual no se ven y mantienen ocultas cualidades buenas y carencias por igual. Podemos tener la edad que sea y por dentro la madurez de alguien que quedó inhabilitado para desarrollarse a cierta edad.

Nuestra especie ha concentrado sus esfuerzos en el desarrollo físico y aparente, y gracias a ello hemos conquistado desafíos increíbles y creado la tecnología más impresionante a un ritmo asombroso, y todo porque nos hemos concentrado en lo que sí podemos ver. Sin embargo, lo que sentimos y pensamos es clave e igual de importante para avanzar y evolucionar de forma armoniosa y equilibrada. Conforme nos hacemos de más recursos y bienes materiales, más evidente se comienza a hacer la necesidad de saciar nuestro interior con un bienestar y una paz que radican en lo pensamos y sentimos y en cómo lo hacemos.

Hay mucho trabajo por hacer por parte de todos, cada uno reconociendo su necesidad de desarrollo y atendiendo a los espacios donde se puede adquirir lo que nos hace falta aprender y rehabilitar lo que se ha herido o desgastado. La inteligencia emocional puede ayudarnos a conciliar lo que pensamos con lo que sentimos y hacemos para lograr una vida que se sustente en la armonía de todas nuestras capacidades.

En Neje Binoi sabemos ayudarte a aprender y cultivar tu inteligencia emocional. Descubre más sobre cómo mejorar y sentirte bien a través de los contenidos de nuestro sitio.

 

Categorías: blog